El decálogo del consumo responsable navideño

 

Por Mtra. Martha Elizalde Durán*

Llegan las navidades y nunca está de más recordar y considerar al consumo responsable, no solamente en nuestras prácticas al hacer nuestras compras, sino también en poner atención a los mensajes que nos incitan a celebrar “consumiendo”. Además, la sociedad de consumo en la que vivimos, lleva a muchas personas a solicitar créditos para satisfacer las "necesidades" de estas fechas; “necesidades” que en algunas ocasiones hay que revisar si realmente lo son.

En Navidad, los hábitos de consumo de muchos ciudadanos se relajan, pasando por una especie de “período vacacional” en el que los buenos hábitos tienden a quedar olvidados. Se piensa menos, se compra más y más rápidamente, y muchas veces no consideramos las condiciones de créditos “fáciles” que se presentan de rápido otorgamiento e intereses altos.

 

Decálogo

Algunos tips para fomentar el consumo responsable en familia:

1)        Hacer una previsión de gastos y planear las compras.

2)        La Navidad es el momento por excelencia de los envases grandes, llenos de adornos, pero podemos prescindir de muchos y RECICLAR los que usemos.

3)        Ante los compromisos que en estas fechas todos tenemos, debemos RECORDAR que un regalo es un mensaje de afecto, no una obligación.

4)        Felicitar con tarjetas navideñas dentro de programas de mercadotecnia con causa y de materiales reciclados.

5)        Minimizar los residuos en Navidad. Reutiliza juguetes y ropa usada o donarlos a aquellos que los necesiten.

6)        Fabricar nuestros propios regalos. No consiste en hacer regalos costosos sino en acordarte de los tuyos. Ten en cuenta las tiendas de consumo sostenible o de comercio justo.

7)        Evita el exceso de envolturas para sus regalos. Envuelve los regalos con papel reutilizado, de periódico o con algún otro papel similar. Lo importante es el contenido. ¿Qué tal regalar sin envolturas?

8)        Si se compra un pino natural, asegurarse de que proceda de un vivero y que no proceda de ningún bosque.

9)        Siempre que se pueda, consumir en sus celebraciones alimentos de procedencia ecológica o de comercio justo.

10)      Y no dejar de hacernos las siguientes preguntas antes de comprar:

¿Necesito lo que voy a comprar? ¿Cuántos tengo ya? ¿Cuánto y cuándo lo voy a usar? ¿Cuánto me va a durar? ¿Tengo ganas de hacerlo? ¿He buscado información para conseguir mejor calidad y menor precio? ¿Cómo me voy a deshacer de él una vez que haya terminado de usarlo? ¿Está hecho con materiales reciclables? ¿Las materias primas que se usaron son renovables? ¿Hay algo que yo posea que pueda reemplazarlo? ¿Me he informado de quién ha realizado el producto y cómo lo ha hecho?

¡Feliz Navidad y gracias por leerme este 2016!

Crédito de imagen: © Natural Resources Defense Council,nrdc.org.

*La autora, Mtra. Martha Elizalde Durán, es coordinadora de Comunicación y Consultoría en la Facultad de Responsabilidad Social, Universidad Anáhuac México. Puntos de contacto: @clares_anahuac @martiselizalde

Quiero leer otras colaboraciones de la autora.

Rate this article: 
No votes yet