Consideraciones antes de disfrutar de un buen descanso

Se acerca Semana Santa y para muchos esto significa automáticamente un pequeño alto en la rutina laboral, aprovechar de disfrutar unos días libres para recobrar energías y hacer ese viaje que tal vez tenían planeado.

Para que ello ocurra sin contratiempos, es necesario cerciorarse de evitar eventuales riesgos contratando un buen seguro de viajes. Pero, ¿qué seguro elegir?, ¿en qué fijarse para tomar la mejor y más adecuada decisión?

De acuerdo con Diego Navarro, Head of Travel Insurance de Chubb América Latina, es clave tener en cuenta ocho criterios básicos para ponderar las diversas opciones que el mercado ofrece:

1.       Destino: puesto que la vigencia de normativas de seguros en ciertos países y regiones condiciona decisivamente la elección. Por ejemplo, los países de Europa que pertenecen al tratado Schengen tienen un requerimiento especial de coberturas médicas y repatriación que las aseguradoras tienen que cumplir; incluso, al momento de ingresar a ellos, la autoridad podría solicitar al viajero la copia de la póliza de cobertura.

 

2.      Comprobar que el destino elegido no esté excluido de la cobertura adquirida: No cualquier seguro sirve para todos los países, pero normalmente están identificados por el nombre del país al momento de buscarlos en los sitios web de ventas.

 

3.      Monto Máximo Global (MMG) o de Límites por coberturas: en el primer caso, el seguro cubre el monto máximo que se puede gastar considerando todas las coberturas individuales. Es útil para la atención médica de casos no graves. Si lo acontecido es una emergencia, podría necesitarse uno de coberturas médicas con límites separados.

 

4.      Deducible: Un producto puede ser conveniente por su precio, pero hay que atender si contempla un deducible que, posteriormente, puede resultar más costoso, lo que es especialmente relevante cuando ocurre una emergencia de salud y es necesaria la visita de un médico, un servicio caro para el usuario y que puede estar bajo el umbral del deducible del producto adquirido.

 

5.      Cobertura y cancelación: Si se trata de un usuario que busca oportunidades para comprar tickets aéreos –las mejores tarifas siempre se encuentran con mucha antelación–, es recomendable contar con un seguro que tenga considerado este ítem.

 

6.      Cantidad de días máximos de cobertura: Los usuarios que viajan permanentemente durante el año y han comprado un producto anual, deben fijarse bien en estas fechas.

 

7.       Coberturas médicas para pre existencias: si ya tiene una enfermedad declarada, conviene prevenir un mal rato tomando un seguro que lo complete.

 

8.   Coberturas por deportes de aventura: especialmente si son prácticas de competición que requieren de condiciones específicas.

 

Teniendo en cuenta todos estos filtros, es necesario tomar una última consideración: el costo. ¿El seguro más caro es necesariamente el mejor?, Diego Navarro lo descarta. “Hay un producto justo para cada usuario, basado en las necesidades de cada uno. La duración del viaje es un factor determinante”.

Rate this article: 
No votes yet