Reglas de oro para evitar gastos hormiga

Reglas de oro para evitar gastos hormiga

Un mexicano pierde mensualmente alrededor de MN$1,200 en la compra de café, cigarros, refrescos, dulces, chicles, antojitos, cervezas y hasta propinas. A fin de año, el llamado gasto hormiga llega a alcanzar los MN$14,000.

Sin embargo, si pensamos que las suscripciones por Internet hoy en día también son considerados gastos hormiga, como las mensualidades de Spotify, Netflix, Youtube Red, sólo por mencionar algunas, entonces tendríamos una cantidad extra aproximada de 307 pesos mensuales si se tienen solo las suscripciones básicas, o bien, MN$3,684 pesos anuales.

En total, pensando que estos son los únicos gastos hormiga que realizamos al año, tendríamos una cantidad aproximada a los MN$17,700, que bien podrían ser destinados al ahorro con el fin solventar cualquier imprevisto, para pagar el enganche de un auto o hasta un viaje.

Los gastos hormiga son definidos como compras insignificantes y aparentemente inofensivas, pero que se comen alrededor del 12% de nuestro salario cada mes, de acuerdo con un estudio realizado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Bajo este tenor, la startup de préstamos en línea Yapp da unas recomendaciones para ubicar los gastos verdaderamente indispensables y así evitar la fuga de dinero en gastos hormiga:

1. Pensando en la cantidad total de dinero que percibes al mes, establece las necesidades prioritarias que debes cubrir, tales como la renta, los alimentos, los servicios y el transporte. De esta manera, podrás distribuir de manera equilibrada tu salario y tendrás las necesidades básicas cubiertas antes que cualquier otra cosa. Este presupuesto te ayudará también a evitar gastar más de lo que estás ganando.

2. Realizar un presupuesto no quiere decir necesariamente privarte de gastos personales o de invertir en tu propio tiempo libre. Solo se trata de mantener un registro puntual de los gatos que tienes contemplados. Por ejemplo, si sabes que una vez a la semana vas al cine con tus amigos, calcula cuánto te costarán mensualmente estas salidas y destina una cantidad específica para este propósito.

3. Al momento de calcular tus gastos, considera las deudas y aparta una cantidad para el ahorro (que podría surgir precisamente de la cancelación de los gastos hormiga que actualmente llevas a cabo). Los especialistas en el tema recomiendan que por lo menos un 30% del salario debe ser destinado a una cuenta de ahorro que sirva específicamente a este único propósito.

 

4. Llevar a cabo este ejercicio de manera periódica te dirá mucho sobre tus hábitos de consumo y te permitirá encontrar soluciones alternativas a los gastos que realizas. Utilizar el transporte público de vez en cuando en lugar del automóvil, por ejemplo, evitará que gastes demasiado en gasolina, parquímetros, franeleros y estacionamientos.

 

 

Version Digital NEO

Descarga de revista 226