3 estrategias para promover el voto responsable en jóvenes

responsabilidadsocial
Imagen de Olena YakobChuck en Shutterstock
Por Martha Elizalde Durán, académica y consultora de la Facultad de Responsabilidad Social de la Universidad Anáhuac México.
Las autoridades electorales califican la próxima elección como la más grande que se ha vivido en México, pues cerca de 3,400 cargos están en disputa. El 1/jul/2018 todos los mexicanos votaremos para elegir al próximo Presidente, que estará durante el periodo 2018-2024, así como a diputados, senadores y algunos gobernadores estatales.

Por todo esto, parece oportuna la labor de concientización que se pueda realizar dentro de las aulas sobre el deber del ciudadano a ejercer a plenitud, con todas las garantías y la transparencia necesarias, su derecho de elegir a las personas que más confianza y credibilidad le merezcan para conducir los asuntos de Estado en los próximos años.

Es importante que los jóvenes entiendan y, sobre todo, se convenzan de que las elecciones fortalecen el sistema democrático de nuestro país y encaren, con responsabilidad y conciencia cívica, el bombardeo en los medios de comunicación al que se está expuestos. A continuación, me permito compartirles tres estrategias para promover el voto responsable entre los jóvenes, quienes son la mayor parte de la fuerza electoral en nuestro país.

1. Debates permanentes: una de las formas más efectivas de aprender, internalizar y convencerse de algo es debatiendo. Es decir, discutiendo, analizando, generando controversias o polemizando en torno a propuestas, con el objetivo de trillar mejor (separar mejor el grano de la paja).

Los jóvenes deben aprender a debatir ideas y propuestas para así avanzar hacia la convivencia social. Saber debatir debe ser un tema transversal de preocupación constante y permanente. Hagamos posible que las aulas se conviertan en foros vitales de formación ciudadana.

2. Simulacros electorales: a través de la participación en campañas para organismos estudiantiles, con muchos candidatos y candidatas a través de estrategias que lleven adelante, con seriedad y entusiasmo, la difícil tarea de elegir bien.

3. Informarse: no olvidemos que nada podemos hacer sin información. Se debe estimular en los jóvenes el hábito de la lectura, sin olvidar que aquello que nos retrata es información que forma. El periódico, las editoriales y la historia son un espejo social.

Version Digital NEO

Descarga de revista 226