Lo que deberías de conocer sobre los lentes de contacto

Lo que debes de conocer sobre los lentes de contacto

 

Los factores ambientales y de estilo de vida pueden afectar el uso de lentes de contacto. Para los usuarios los climas secos o ambientes climatizados, el uso prolongado de computadoras, los ambientes con recirculación de aire, como un avión, o la contaminación, son factores que ocasionan incomodidad y resequedad

La investigación e innovación en salud visual hace posible desarrollar tecnologías que permiten a los usuarios experimentar comodidad en las diferentes categorías de lentes de contacto existentes. A través de un uso responsable y tomando en cuenta las indicaciones del especialista, los usuarios pueden encontrar los lentes que se adaptan a su modo vida que les permite maximizar sus experiencias.

 Antes de que te digamos las diferentes opciones que hay para ti, piensa en lo siguiente: ¿cada cuánto tiempo estás dispuesto a usar lentes de contacto?, ¿piensas usarlos por la noche?, ¿tienes astigmatismo? ¿padeces de ojo seco o de alguna alergia?, ¿usas lentes bifocales? ¿te gustaría cambiar el color de tus ojos?

 

Los lentes de contacto blandos, reconocidos por el grado de confort y beneficio que representan para los usuarios, además de corregir la vista, en sus diferentes modalidades pueden adaptarse perfectamente a los diferentes ritmos de vida de las personas. Por lo tanto, te presentamos las categorías en las que se dividen los lentes de contacto:

  Lentes de Contacto Tóricos – ¿Ése es mi taxi, no veo?

 

Su función principal es corregir el astigmatismo, un problema visual que da como resultado visión borrosa  e imágenes distorsionadas en todas las distancias, así como falta de nitidez en los detalles

Esta categoría puede ser de tu interés si tienes problemas enfocando los letreros de tránsito o las placas del coche que va a pasar por ti.

 

Bifocales o Lentes Multifocales - “Ay mijito, aléjalo que no veo”

 

Si cuando le enseñas algún meme a tu mamá y ella tiene que alejar abruptamente tu celular para verlo bien, es probable que tenga presbicia, es una afección que ocurre después de los 40 años la cual impide ver de cerca

Los lentes bifocales o multifocales son los adecuados para que tu mamá no te arrebate el celular para verlo desde lejos.

  

Lentes de Uso Extendido – “¡Buenos y claros días!”

 Como su nombre lo indica, la característica principal de estos lentes es que puedes hacer uso de ellos por tiempos prolongado, incluso puedes dormir con ellos para que desde el momento en que abras los ojos en la mañana, tu visión ya sea perfecta. Actualmente existe la tecnología que permite que los uses hasta por 30 días seguidos, claro, siempre y cuando así lo haya recomendado tu optómetra.

 Estos lentes se diferencian de los de uso diario, los cuales se tienen que remover antes de acostarse, dejándolos en su respectiva solución, para que se limpien, humecten y desinfecten.

 

Lentes de Reemplazo Diario – “Ya acabé por hoy, hasta mañana”

 Muy simple, te los pones en la mañana y los desechas en la noche antes de dormir. De esta manera, si eres de los que te gusta regresar de fiesta y no preocuparse por poner los lentes a limpiar, este tipo es la mejor opción para ti. Además, cada día comenzarás con un par de lentes limpio y fresco.

 

Lentes de color- “Veo bien y de color”

 Así es, tal como suena, puedes cambiar el color de tus ojos para probar nuevos looks sin comprometer la corrección de tu problema visual. Pero siempre es importante que para usarlos tienes que consultar a un profesional en cuidado visual.

 Después de toda esta información, lo más importante que debes considerar es que el mejor recurso para tomar la decisión correcta es la recomendación del profesional en cuidado visual. Visítalo para que te realice un examen completo de vista y te oriente sobre el uso de los lentes de contacto, recuerda el o la profesional de la salud visual tiene los recursos necesarios para saber qué es lo mejor para ti.

Version Digital NEO

Descarga edición 228